¿Qué Reglas Deben Cumplir Las DFI?

Los gobiernos y las compañías que obtienen un préstamo o dinero de las DFI para un proyecto de desarrollo deben cumplir con las leyes nacionales del país donde se ubica el proyecto, incluyendo las obligaciones de derechos humanos de ese país. Muchos países donantes también cuentan con leyes sobre cómo pueden invertirse sus dólares de financiación del desarrollo en otros países. Alemania, por ejemplo, tiene una política nacional que establece que los derechos humanos deben protegerse en el financiamiento alemán del desarrollo bilateral o multilateral.

Además, muchas DFI han desarrollado su propio conjunto de normas ambientales y sociales. Estas políticas son, a menudo, descritas como políticas de “salvaguardia” porque tienen el objetivo de proteger –o salvaguardar— a las comunidades afectadas por un proyecto. Las políticas de salvaguardia de las DFI varían de una institución a otra; sin embargo, sus aspectos comunes incluyen requisitos para la evaluación de los impactos sociales y ambientales, el acceso a la información o protocolos para abordar el reasentamiento, o proteger los derechos de los pueblos indígenas.

Si bien algunas DFI han logrado avances en el desarrollo de garantías sociales y ambientales, en general las políticas de salvaguardia de las DFI no protegen de manera adecuada los derechos humanos de las comunidades. Sin embargo, las garantías pueden darles a las comunidades una poderosa herramienta para exigir el respeto por sus derechos humanos.

Para más información sobre diferentes políticas sociales y ambientales de las DFI, consulte los siguientes enlaces:

Banco Mundial:

Banco Mundial- Corporación Financiera Internacional (IFC) y MIGA:

Banco Inter Americano de Desarrollo (BID):

Banco Europeo de Inversiones: