6 Preguntas al cumplirse un año del Banco de los BRICS

Por Gonzalo Roza Ago 23, 2016

FacebookTwitterGoogle+EmailPrintShare

16382ac6-4f4d-11e6-ba91-9b331c0ddad9_1280x720

El 20 y 21 de julio pasados 20-21, la ciudad de Shanghai (China) fue sede de la Primera Reunión Anual del Nuevo Banco de Desarrollo (NDB, por sus siglas en inglés), la institución financiera multilateral establecida en 2015 por los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) . El evento, que marcó la finalización del primer año de operaciones del Banco, incluyó reuniones del Directorio de Gobernadores y del Directorio Ejecutivo del NDB, así como un “Seminario de Alto Nivel” abierto al público.

Aunque el primer año de operaciones del Banco ha mostrado algunos aspectos positivos que reflejan su potencial para convertirse en algo “nuevo” en el financiamiento para el desarrollo, todavía existen preocupaciones significativas en cuanto a la transparencia, la participación de la sociedad civil y las salvaguardas sociales y ambientales aplicados a proyectos; y aún persisten muchas preguntas sobre cómo operará el Banco.

 ¿Qué tipo de inversiones financiará el NDB?

Durante la reunión anual, el Banco aprobó un préstamo de $ 100 millones para el Banco de Desarrollo de Eurasia (EDB, por sus siglas en inglés) y el Banco Internacional de Inversiones (IIB, por sus siglas en inglés) para un proyecto de energía a pequeña escala que implica la construcción de dos centrales hidroeléctricas con una capacidad combinada de alrededor de 50 megavatios en la región de Karelia, Rusia. Junto con los préstamos aprobados en abril, el Banco ha confirmado su primera serie de proyectos, uno en cada una de sus cinco países miembros, totalizando un monto de $ 911 millones de dólares.

Los proyectos incluyen los siguientes: un préstamo de $ 250 millones al Canara Bank de la India para 500 megavatios de proyectos de energía renovable  en la India; un préstamo de $ 81 millones para 100 megavatios de energía solar sobre cubierta en China; un préstamo de $ 300 millones al Banco Nacional de Desarrollo de Brasil, BNDES, para desarrollar 600 megavatios de capacidad de energía renovable en Brasil; y un préstamo de $ 180 millones a la empresa pública de electricidad de Sudáfrica, Eskom, para la inversión en líneas de transmisión y la conexión de capacidad eléctrica renovable a la red nacional.

¿Qué reglas se aplicarán?

De acuerdo con el Banco, sus proyectos incluyen “infraestructura verde y sostenible”, pero aún no está claro cómo el Banco define estos conceptos y qué criterios ambientales o sociales el Banco tuvo en cuenta durante la selección o evaluación de los proyectos. El personal del Banco ha proporcionado información contradictoria en relación a si un marco de política social y ambiental ha sido finalizado. Dicha política no se ha hecho pública. Los funcionarios del Banco han indicado una preferencia por la confianza en los sistemas legales y reglamentarios nacionales de los países miembros del NDB y confianza en que estas normas están bien desarrolladas. Esto es preocupante, dado que en muchas áreas los sistemas nacionales de los países BRICS – ya sea en la ley o en la práctica – no proporcionan una protección adecuada para las personas y el medio ambiente.

El NDB sí anunció la aprobación de una Política de Divulgación de Información Provisional. Dicho instrumento será esencial no sólo para tener acceso a las políticas operativas del Banco, sino también para asegurar que las comunidades y el público en general tengan acceso a la información sobre los proyectos financiados por el NDB. Desafortunadamente, aún no es posible saber si la política de divulgación del Banco será adecuado para este fin, ya que aún no ha sido publicada.

¿Dónde prestará el Banco?

BRICS-BANK-SanghaiHasta ahora, el NDB solo ha financiado proyectos dentro de los cinco países BRICS. En la reunión en Shanghai, sin embargo, los funcionarios identificaron que el Banco avanzará con la incorporación de nuevos miembros. De acuerdo al vicepresidente brasileño del NDB, Paulo Nogueira Batista, ahora que el Banco está establecido, debería ampliar su membresía con el fin de atraer la más alta calificación de crédito posible y reforzar su legitimidad. Por lo tanto, se espera que nuevos miembros se incorporen hacia 2018, orientándose principalmente hacia grandes economías emergentes como México o Indonesia.

De acuerdo con Leslie Maasdorp, vicepresidente de Sudáfrica del NDB, el Banco podría prestar para proyectos fuera de sus países miembros, siempre y cuando dichos proyectos de alguna manera beneficien a los países miembros. Este criterio de préstamo resulta poco claro. También hace cuestionar el argumento del Banco de que no necesita una fuerte política de salvaguardias ambientales y sociales, ya que puede depender de lo que afirma son sistemas legales y regulatorios fuertes dentro de las naciones BRICS.

¿A quién prestará el Banco?

Hasta el momento el NDB se ha centrado en los préstamos con respaldo soberano dentro de los países BRICS, es decir, en préstamos a bancos nacionales de desarrollo o a otros bancos públicos. En Shanghai, sin embargo, los Directores del NDB Luis Antonio Balduino Carneiro, Secretario de  Relaciones Internacionales de Brasil, y Sergei Storchak, Viceministro de Finanzas de Rusia, resaltaron la importancia de aprovechar la financiación del sector privado a través de préstamos directos al sector privado, así como a las Asociaciones Público-Privadas (APP). Esto nuevamente plantea la cuestión de qué normas se aplicarán a este nuevo financiamiento al sector privado.

 ¿Qué hay de la sociedad civil?

A pesar de la intención declarada del Banco de convertirse en una institución verde con un nuevo modelo de desarrollo, una crítica planteada por muchos grupos es la falta de un relacionamiento adecuado e institucional con la sociedad civil. Por ejemplo, muchos grupos señalaron la falta de accesibilidad de la reunión anual, citando un plazo de registro de menos de una semana, la falta de notificación, y la denegación de registro para algunos participantes. La participación de la sociedad civil se limitó a dos paneles de discusión durante el Seminario de Alto Nivel, sólo uno de los cuales fue sobre el NDB. No hubo oradores de la sociedad civil en el evento.

Más importante aún, tal como lo han planteado continuamente diversos grupos, el Banco adolece de una ausencia crítica de transparencia y no tiene provisiones para una articulación significativa con la sociedad civil. Si bien parece que se han establecido políticas sociales y medioambientales, no ha habido ningún tipo de consulta con la sociedad civil sobre estas políticas.

NDB-Business-Card_960x480La razón dada por los funcionarios del Banco en Shanghai por la falta de compromiso con la sociedad civil es que la Institución es nueva y tiene una estructura pequeña, con limitaciones de personal. Sin embargo, esta alegada falta de capacidad institucional no es una justificación válida para la ausencia de relacionamiento con la sociedad civil, especialmente si el Banco ya está financiando proyectos y con intenciones de ampliar su membresía y su relación con otras partes interesadas, como el sector privado.

Si el Banco busca realmente un nuevo modelo de desarrollo, debe promover un relacionamiento efectivo y adecuado con la sociedad civil. La participación significativa y escuchar a las partes interesadas, especialmente a las comunidades afectadas por los proyectos del NDB, es un prerrequisito para el desarrollo efectivo.

 ¿Qué sigue?

mygov_14479297061312125Grupos de la sociedad civil de los países BRICS están preparándose actualmente para llevar estas y otras inquietudes al siguiente Foro Civil de los BRICS a ser realizado el 2 y 4 de  Octubre en Nueva Delhi, India. Los organizadores del Foro Civil de los BRICS, que reunirá a organizaciones de la sociedad civil de los países BRICS, tienen la intención de hacer un impacto en la 8ª Cumbre oficial de los BRICS, que reunirá a los jefes de Estado de los países BRICS el 15 y 16 de Octubre en la ciudad de Goa, India. Grupos de la sociedad civil también buscan organizar una Cumbre de los Pueblos más comunitaria de manera paralela a la cumbre oficial.

Los eventos que rodean a la Cumbre BRICS representan una buena oportunidad no sólo para las OSC y otras partes interesadas para influir en las agendas del NDB y los BRICS; sino también para el Banco, de promover un relacionamiento y compromiso más transparente e institucionalizado con la sociedad civil y empezar a abordar las muchas preocupaciones que el primer año de operaciones del NDB ha levantado.

 

Gonzalo Roza coordina el Área de Gobernabilidad Global de Fundeps (Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables – Argentina) y el Grupo de Trabajo sobre el NDB de la Coalición para los Derechos Humanos en el Desarrollo, una coalición global de movimientos sociales, organizaciones de la sociedad civil, y grupos de base que trabajan para asegurar que todas las instituciones financieras de desarrollo respeten los derechos humanos.

Etiquetas
  • BRICS
  • NDB
Acerca del Autor:
Gonzalo Roza
no comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *