Dic 15, 2020 por la coalición

Nuestra labor en 2020: aspectos destacados, logros y próximos pasos

FacebookTwitterEmailPrintShare

Como el año se acerca a su fin, nos gustaría tomar un momento para celebrar nuestras luchas colectivas y reflexionar sobre los próximos pasos.

En 2020, la pandemia de Covid-19 planteó desafíos sin precedentes, que perjudicaron sobre todo a las comunidades ya vulnerables y agravaron muchos problemas estructurales. Sin embargo, nuestros miembros y las comunidades con las que trabajamos han sido extremadamente creativos y poderosos en su respuesta a la pandemia, adoptando nuevas estrategias para hacer frente a estos retos inesperados. La solidaridad fue clave. Ahora más que nunca, estamos siendo testigos del poder de la construcción de redes, de la unión de fuerzas, del intercambio de conocimientos y experiencias, y del cuidado de los demás. 

En las secciones siguientes, compartimos algunas actualizaciones sobre el trabajo colectivo de la Coalición que no habría sido posible sin su apoyo, y destacamos algunos de los logros de nuestros miembros.

 

Una Coalición que crece y se fortalece

En 2020, la Coalición acogió a otros cinco miembros: Arab Watch Coalition, Centre for Environmental Justice, Environics Trust, Initiative for Right View y Kapaeeng Foundation.  Actualmente contamos con 98 organizaciones miembros en 48 países. 

Bajo la orientación del Comité Directivo de la Coalición, la Secretaría de la Coalición también está creciendo para facilitar nuestra labor colectiva. Estamos muy agradecidos por la cálida bienvenida y la colaboración que han ofrecido a Ivahanna Larrosa (Coordinadora para América Latina), Lorena Cotza (Jefa de Comunicaciones), Hannah Storey (Investigadora Financiera de Negocios y Desarrollo, trabajando con Front Line Defenders y a medio tiempo con la campaña Personas Defensoras en el Desarrollo), y Siddharth Akali (Director). También agradecemos a Gretchen Gordon por varios años de esfuerzos incansables en la Coalición como su coordinadora fundadora.

Actualmente estamos en el proceso de contratar a un Coordinador Regional de África y a un Coordinador de Operaciones. 

 

Destacados de nuestro trabajo

♦ Colaboración con las comunidades: En 2020, recibimos 52 solicitudes de 28 países para las Alianzas de Participación Comunitaria (CEP). El Grupo de Trabajo del CEP seleccionó 11 de ellas para pequeñas subvenciones. Además, colaboramos con 12 socios conectándolos con miembros de la Coalición y otras organizaciones. El apoyo proporcionado incluye la facilitación del acceso a pequeños subsidios, el apoyo en materia de seguridad a través de un grupo de trabajo de la campaña Personas Defensoras en el Desarrollo, y los vínculos con una red más amplia que puede ayudar a avanzar en las luchas dirigidas por las comunidades. 

Debido a su trabajo en los CEP, la Coalición ha sido seleccionada para acoger el proyecto piloto del Intercambio de Recursos Comunitarios (CRE) el próximo año. Esperamos traer a los puntos focales regionales (alojados en organizaciones existentes) y a un coordinador internacional para el CRE, y sistematizar las colaboraciones con las comunidades. Si pensamos en los CEP como el corazón y el alma de nuestro trabajo colectivo, la CRE le dará a este trabajo un cuerpo para actuar. Gracias a las subvenciones adicionales, a los miembros adicionales del personal, y a una base de datos de contactos y gestión de casos, la CRE apoyará una colaboración más profunda y sistemática con las comunidades. 

♦ Covid-19 y la financiación del desarrollo: en mayo de 2020, los miembros de la Coalición y sus aliados en todo el mundo enviaron una declaración colectiva y otras comunicaciones a por lo menos 15 instituciones de financiación del desarrollo, instándoles a garantizar que la financiación que proporcionan para la respuesta de Covid-19 y más allá defienda los derechos humanos y conduzca a la justicia económica. Esta declaración se construyó desde la base mediante mensajes de nuestros aliados comunitarios en todo el mundo, que compartieron sus experiencias y sus expectativas. 

♦ Cumbre Finance in Common: Del 9 al 12 de noviembre, por primera vez en la historia, todos los bancos públicos de desarrollo del mundo se reunieron en la Cumbre “Finance in Common”. Antes de la cumbre, la Coalición – junto con sus miembros y cientos de otras organizaciones de la sociedad civil – lanzó una campaña mundial para empujar a los organizadores de la cumbre a dar prioridad a los temas de los derechos humanos y el desarrollo dirigido por las comunidades.

Esos esfuerzos colectivos dieron algunos resultados importantes. La declaración conjunta firmada por los bancos al final de la cumbre incluye referencias a un «enfoque basado en los derechos», a los «pueblos indígenas» y al «desarrollo dirigido por las comunidades», temas que no se estaban tratando cuando se planificaron originalmente la cumbre y la declaración. Si bien la declaración carece de compromisos prácticos, ofrece un punto de apoyo para hacer incidencia en el futuro.

♦ Libertad de prensa y financiación del desarrollo: En todo el mundo, los periodistas, los bloggers, los trabajadores médicos, las/los defensoras/es de los derechos humanos y todas/os los que critican la respuesta inadecuada a la pandemia del Covid-19 están siendo atacadas/os. Estas personas son acusadas de difundir información falsa, calumniadas, amenazadas, detenidas y atacadas físicamente. 

Junto con organizaciones de libertad de prensa de todo el mundo y algunos miembros de la Coalición, nos hemos dirigido a varios bancos de desarrollo (entre ellos el Banco Mundial, el Banco Asiático de Desarrollo y el Banco Africano de Desarrollo) y les hemos instado a que utilicen su influencia para proteger la libertad de prensa en los países donde invierten.

 

Algunas historias de éxito de los miembros de nuestra Coalición y de comunidades de todo el mundo

En Georgia, el proyecto de la presa de Nenskra fue declarado no conforme con las políticas de los dos bancos de desarrollo que lo financian, el EBRD (Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo) y el EIB (Banco Europeo de Inversiones). Los mecanismos de rendición de cuentas llegaron a la conclusión de que el proyecto había violado las normas sobre las buenas prácticas, ya que no reconocía la condición de pueblo indígena de la comunidad Svan afectada; también identificaron otras cuestiones de incumplimiento relacionadas con el impacto en el género, la restauración de los medios de vida, el patrimonio cultural y la participación de los interesados, entre otras. Aunque la comunidad local sigue preocupada por la forma en que los bancos aplicarán sus planes de reparación y el proyecto sigue en curso, las conclusiones de los dos mecanismos independientes se consideraron una victoria, ya que reconocieron el derecho del pueblo Svan a la libre determinación como pueblos indígenas. Puede leer más en los sitios web de Green Alternative y Bank Watch.

En septiembre, el Banco Mundial retiró su financiación para el proyecto de la presa de Bisri en el Líbano, una controvertida mega presa financiada a través de un préstamo de 474 millones de dólares. La cancelación del préstamo fue el resultado de una poderosa campaña liderada por la comunidad local y los activistas de «Save the Bisri Valley», apoyada por nuestro miembro de la Coalición Arab Watch Coalition. Habían presentado tres quejas al Grupo de Inspección del Banco Mundial y durante años habían estado luchando contra el proyecto, que amenazaba con sumergir uno de los valles más prístinos y pintorescos del país, con un impacto catastrófico para los sitios del patrimonio cultural y los medios de vida de la población local. 

En 2020, durante la revisión de las salvaguardias ambientales y sociales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), las organizaciones de la sociedad civil que forman parte del grupo de trabajo del BID abogaron colectivamente por nuevas políticas que promovieran un desarrollo más inclusivo y sostenible. Aunque todavía hay espacio para mejoras, en sus políticas revisadas el BID aceptó muchas de las recomendaciones presentadas. Puede leer más en el sitio web del Bank Information Centre.

Varios de los miembros de nuestra Coalición y los socios de la campaña Personas Defensoras en el Desarrollo – incluyendo IISCAL, NGO Forum on the ADB, Recourse, Urgewald, Inclusive Development International y Accountability Counsel – hicieron incidencia con el Banco Asiático de Inversiones e Infraestructura (AIIB) en el marco de la revisión de su política ambiental y social. Las recomendaciones sobre represalias, género y no apoyo a los proyectos de carbón fueron aceptadas, pero la revisión de la política ambiental y social sigue en curso, y se espera que el nuevo documento se publique en abril de 2021.

 

Los pasos a seguir

Mientras miramos hacia el nuevo año y el trabajo que tenemos por delante, nos gustaría agradecer a cada una/o de nuestros miembros por el increíble trabajo que han llevado a cabo a pesar de todas las dificultades. A veces, especialmente en este año, parece que estamos dando vueltas en círculos o que el camino que tenemos por delante es demasiado empinado o que no estamos haciendo lo suficiente. Pero cada uno de nuestros miembros es el perfecto compañero de viaje en este camino. Es nuestro privilegio aprender de ellas/os mientras seguimos caminando juntos, aprendiendo de los Pueblos Indígenas, las comunidades locales y las/los defensoras/es de los derechos humanos cómo desafiar el actual modelo de desarrollo y cambiarlo. Así que gracias de nuevo a todos nuestros miembros y socios, celebremos lo que hemos logrado hasta ahora y sigamos uniendo fuerzas.