Sistema de Alarma Temprana Proyectos

El derecho a la información en el desarrollo

FacebookTwitterGoogle+EmailPrintShare

Encuesta sobre el acceso a la información en el desarrollo

Por Jocelyn Medallo (Center for International Environemntal Law)

En agosto de 2015 se creó el equipo del Early Warning System [Sistema de Alerta Temprana] para comprender mejor cómo las comunidades y las organizaciones monitorean los proyectos de desarrollo y cómo nosotros, como comunidad, podemos mejorar nuestra colaboración para garantizar que el desarrollo respete los derechos y sea dirigido por la comunidad.

A través de una encuesta que lanzamos en inglés, castellano y francés, tanto en línea como mediante reuniones presenciales, hicimos preguntas que apuntaban a comprender cuatro asuntos principales: (1) cómo supervisan o están alertas sobre los proyectos de desarrollo las comunidades y las organizaciones que las apoyan; (2) las instituciones que priorizan esos grupos; (3) las brechas de información, capacidad y conocimiento experto que pueden dificultar la supervisión o perjudicar los proyectos de desarrollo; (4) cómo puede aumentar la coordinación el Sistema de Alerta Temprana para hacer este trabajo en el mundo.

Recibimos 131 respuestas de 44 países, siendo la mayoría de ellas provenientes de América Latina y el Caribe, África Sub-sahariana y Asia. Las respuestas vinieron de grupos de la sociedad civil que supervisan el financiamiento del desarrollo, grupos defensores de la transparencia, grupos regionales y locales que trabajan en empresas extractivas y tóxicas, grupos de mujeres y ambientalistas y activistas de los derechos humanos. Aunque esto no es una muestra representativa de todas las organizaciones que supervisan el financiamiento del desarrollo, logramos ser más inclusivos a través de las redes y aliados conocidos alrededor del mundo. Seguiremos llegando a organizaciones más allá del resultado de esta encuesta inicial.

Algunos resultados alarmantes

La vasta mayoría (76%) se enteran de los proyectos de desarrollo propuestos a través de las organizaciones sociales o los grupos de la sociedad civil. Los grupos además dependen de los medios (63%) y de las alertas del correo electrónico (58%) para enterarse de los proyectos de desarrollo.

Más del 77% de los encuestados informaron que monitorean al Banco Mundial. Otros bancos monitoreados por los grupos incluyen: la Corporación Financiera Internacional (40%), el Banco Africano de Desarrollo (30%), el Banco Asiático de Desarrollo (25%) y el incipiente Fondo Verde para el Clima (24%).
Cerca del 20% de los encuestados monitorean bancos nacionales de desarrollo y bancos privados/comerciales.

Con mayores capacidades y recursos, el 60% de los encuestados declaró que le gustaría seguir monitoreando al Banco Mundial, lo que enfatiza que hay espacio para mejorar el monitoreo de los proyectos del Banco Mundial.

Además:

  • 40% haría un monitoreo del Fondo Verde para el Clima
  • 37% lo haría de la Corporación Financiera Internacional
  • 33% lo haría del Banco de Exportaciones e Importaciones de China

Lo más importante de todo es que la encuesta identificó brechas críticas de información y capacidades necesarias para los grupos comunitarios y las organizaciones que los apoyan. A pesar de que los bancos de desarrollo avanzan mucho en el aumento del acceso a la información sobre sus proyectos, hay información crítica que a menudo no está disponible y/o es inaccesible. Esto da como resultado una gran desconexión, que dificulta la capacidad de los grupos para monitorear los proyectos de desarrollo, participar de manera significativa en asuntos críticos de la toma de decisiones y, finalmente, buscar reparaciones por cualquier daño producido por los proyectos de los bancos.

  • 48% informó que no puede acceder a los documentos del proyecto en los idiomas adecuados para su trabajo.
  •  52% informó que no tiene acceso a la información sobre consultas u oportunidades de participación.
  •  50% informó que no tiene acceso a la información sobre mecanismos de rendición de cuentas.

Los grupos informaron además que a menudo no tienen acceso a la siguiente información:

  • 60% no tiene acceso a la información de los antecedentes sobre los beneficiarios o los clientes del banco
  • 55% no tiene acceso a las iniciativas comunitarias
  • 50% carece del conocimiento experto técnico para comprender las evaluaciones medioambientales y sociales
  • 48% no tiene acceso a la información sobre los tomadores de decisión
  • 40% no tiene acceso a las herramientas de cabildeo

Incluso al inicio, la información proporcionada por el Sistema de Alerta Temprana ya está siendo usada para cerrar en parte estas brechas. De acuerdo a la encuesta, los grupos de la sociedad civil están usando el Sistema de Alerta Temprana para:

  • Compartir información del proyecto con los miembros de sus coaliciones y para dar a conocer los temas con otras alianzas/redes nacionales pertinentes
  • Movilizar a las comunidades afectadas “para exigir una gestión del proyecto adecuada y responsable”
  • “Hacer campaña contra los proyectos en el ámbito nacional”
  • “Organizar reuniones de sensibilización y consultas con los tomadores de decisión”
  • “Actualizar las bases de datos internas para el monitoreo, la documentación, la investigación y el cabildeo, así como el archivo para referencias futuras”
  • “Integrar la información en una lista de ‘proyectos vigilados’”
  • Alimentar con información el trabajo con los medios y las estrategias de cabildeo

Al mismo tiempo, el Sistema de Alerta Temprana puede mejorarse. Algunas sugerencias para mejorar el Sistema de Alerta Temprana incluyen:

  • Brindar información, no solo a través de alertas de correo electrónico sino de otras redes sociales, como Facebook o Twitter.
  • Otros pidieron incorporar los mensajes de texto. De acuerdo a un encuestado (traducido y parafraseado): “Debido al limitado o inexistente acceso a internet en muchas áreas de África Sub-sahariana, sería deseable y conveniente el uso del sistema de información por SMS, aunque sea para anunciar la existencia de un mensaje de alerta temprana en un correo electrónico”.
  • Difundir un boletín quincenal o mensual con una lista de proyectos que incluya un resumen de los impactos, en lugar de, o junto a, las alertas específicas del proyecto.
  • Otros pidieron una lista más amplia de proyectos perjudiciales, además o en lugar de los amplios análisis del proyecto.
  • Actualizaciones oportunas de la actividad y el monitoreo del proyecto, luego de la alerta inicial
  • Ofrecer una opción para solicitar que un proyecto sea agregado a la base de datos.

Quizás uno de los resultados más interesantes de la encuesta es que más del 94% de los encuestados expresó su interés en colaborar con el Sistema de Alerta Temprana. Específicamente:

  • 79% desearía distribuir las alertas por correo electrónico del Sistema de Alerta Temprana a través de sus redes
  • 60% desearía elaborar análisis cortos del proyecto, en colaboración con el equipo del Sistema de Alerta Temprana
  • 60% desearía coordinar la llegada y el cabildeo con las comunidades locales
  • 57% desearía contribuir con su conocimiento experto para comprender los proyectos propuestos
  • 57% desearía compartir las tácticas comunitarias con otras comunidades
  • 33% desearía contribuir con su conocimiento experto en tecnología y medios para apoyar el cabildeo

Aún es mucho lo que podemos hacer para volver más justas las condiciones y para cambiar el modelo de desarrollo que favorece la fuga de dinero a expensas de las comunidades y el medioambiente. Sin embargo, juntos, con sus aportes y su compañía, esperamos que el Sistema de Alerta Temprana pueda ser una parte integral. Más adelante, hay un resumen de los resultados.

EWS-Spanish.2